Alquiler de huertos en Málaga, Alquila tu huerto en familia y amigos para poder cultivar tus propias verduras, Huertos de ocio, Talleres de huertos, Como sembrar, Guia hortelano, Aire libre, Agricultura ecológica, Comer sano y natural, Alquila tu huerto en Málaga

10 consejos para unos tomates de envidia




Plantar tomates gordos jugosos y a montones no pasa automáticamente, si crees que merece el esfuerzo estar encima de ellos y gastar energía extra para tener una cosecha de envidia vecinal, con unos simples trucos y consejos que te vamos a dar basados en ciencia de la ecología.


Creamos plantas fuertes y atajamos problemas futuros.



1.- No apelotones los brotes

Si los estás plantando desde semilla, tener 5 en un mismo semillero hace que tengas que separarlos, eso hace que manosees la raíz y que ya no esté creciendo naturalmente, con posibilidad de atrofiamiento. Lo ideal sería poner una o dos como mucho por semillero y al transplantarlo dejar al menos 50 cm entre plantas.


2.- Mucha luz

A los plantones de tomates les encanta la luz, son plantas de verano, ¡son Solanum lycopersicon! Cuanta más mejor y cuanto más directa mejor.


3.- Toca las plantas

Parece una broma, pero las plantas jóvenes al crecer desarrollarán un tallo y unas raíces más fuertes si les das un poco la tabarra, pasándole la mano por encima con cariño, ese movimiento es justo el que necesitan, emulando el viento que tendrían si estuviesen fuera, sin las bajadas de temperatura de la noche y/o la sombra. Además ese olorcillo a planta de tomate… ¡que rico!


4.- Pre-calienta el suelo

No es una receta de cocina, a las plantas de tomate les encanta el calor, y aunque no sea muy permacultural, poner una lona oscura o un plástico negro unas semanas antes de plantar los tomates a la tierra hará que las semillas de las plantas salvajes mueran y que la temperatura del suelo aumente unos grados, lo justo para que los tomates disfruten y saquen tomates un poco antes.


5.- Entiérralos

No literalmente ni por completo, quitarle las ramas más bajas y enterrar bien el tallo hará que esa parte se convierta en raíz y una raíz más grande y fuerte hace una planta, grande y fuerte, que es capaz de llegar a una cantidad mayor de nutrientes en el suelo y que se traduce en tomates en más cantidad y completos mineralmente hablando.


6.- El acolchado para después

No acolches directamente después de poner los plantones, deja unos días para que el sol caliente bien la tierra, pues el acolchado previene que se reseque la tierra pero también baja la temperatura inicial del transplante que podría dar un buen empujón de energía a nuestras plantas.


7.- Quita las hojas de abajo

Seguramente has visto muchas veces que las hojas más bajas de las tomateras se estropean bastante cuando la planta se está haciendo grande, quítalas, son las primeras en contraer enfermedades y hongos, por estar cerca del suelo y porque les está dando menos sol. Compost líquido en spray también ayuda contra la prevención (que no cura) de los hongos en las hojas.

8.- Quita los chupones

Los chupones tardan muchísimo en desarrollarse hasta dar tomates si es que los acaban dando, quítalos todos y si puedes plántalos de nuevo porque se desarrollarán más rápido en su propia parcelita de tierra y a ti te darán una segunda tanda de plantas de tomates en la misma temporada.


9.- Riega regularmente

Riega en abundancia y regularmente durante todo el desarrollo de la planta. Un riego irregular (saltarse una semana y regándola el doble la siguiente) es caldo de cultivo para el Mildiu o para las rajas en la piel del tomate. La idea es que tengan abundante y regular agua todas las semanas y si necesitan un poquito más porque está haciendo calor. Cuando los tomates estén empezando a ponerse rojos, podemos dejar de regarlos tanto para que la planta se espabile un poco y empiece a concentrar azúcares en todas sus partes y sobre todo en los tomates, haciendo que tengan un sabor intenso excepcional. Tampoco nos pasemos, porque si estresamos la planta demasiado puede que tire la flor y fruto.



10.- Elige los tomates adecuados


La huerta en general está supeditada al clima, pero nosotros podemos ayudar para que todo vaya lo mejor posible con lo que tenemos. Elegir variedades locales que sabemos como funcionan o que nos pueden decir como funcionan, sin hibridar con otras especies, crear microclimas naturales según las necesidades de las plantas, aprender que quizás el verano no sea la mejor parte del año para plantar si no llueve mucho en tu zona y crear un calendario de plantación en base a la temporada de lluvia, muchas variantes que cada cual tenemos que valorar y aplicar según sea necesario o queramos nosotros mismos. Eso da para otro artículo completamente diferente.


10 ideas verdes para que tus tomates luzcan hermosos y puedas disfrutar de una cosecha natural y sana!


Fuente. http://www.ideasverdes.es/10-tomates-de-envidia/

Artículos recientes
Archivo
Etiquetas
Síguenos
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

CONTACTO

© 2016 Püro Huerto - Todos los derechos reservados