Alquiler de huertos en Málaga, Alquila tu huerto en familia y amigos para poder cultivar tus propias verduras, Huertos de ocio, Talleres de huertos, Como sembrar, Guia hortelano, Aire libre, Agricultura ecológica, Comer sano y natural, Alquila tu huerto en Málaga

10 formas de preservar tus hierbas

Un problema (no se si llamarlo así realmente) es que aveces tenemos demasiada producción de una hierba aromática o planta medicinal, sumado a las que solo producen en determinada época del año; por lo que hay que buscar la forma de preservarlas, para poder usarlas durante todo el año, o venderlas o intercambiarlas y hasta regalarlas ¿por que no?.




Con esto en mente, aquí están diez maneras fáciles para que podamos conservar y usar durante todo el año.

  1. Secado con aire: Cuando tenemos suficiente espacio, una forma es atar pequeños manojos de hierbas limpias juntos (unos 4 o 5 tallos) y colgarlas boca abajo en un lugar oscuro, el lugar debe ser cálido y bien ventilado. El tiempo de secado es de aproximadamente 2 a 4 semanas. yo he utilizado armarios, colgando las hierbas del palo de la ropa, cuando las hojas están crujientes y se deshacen fácilmente esta listo el secado y ya podemos acondicionarlas para su almacenaje.

  2. Horno: Se colocan los tallos limpios en una sola capa sobre una bandeja de horno pre-calentado a 180 grados calor durante aproximadamente 3 o 4 horas, manteniendo la puerta del horno abierta todo el tiempo (para dejar escapar la humedad). Podemos utilizar papel de cocina para hacer mas de una capa, ya que el gasto energético es alto, ponemos papel, luego las hierbas mas papel otra capa de hierbas así hasta 5 capas, es importante ir controlando el proceso y dar vuelta o revolver la hierbas si se secan mas unas que otras, se encontrarán listas cuando estén crujientes.

  3. Secar con el Microondas: Este es un método rápido y fácil… pero tenga cuidado, mientras se está calentando hay que asegurarse de que no se sequen mucho, es que puede incendiar el aparato. Para hacerlo se envuelven las hierbas en poca cantidad en papel de cocina, se le da dos minutos a baja potencia, se sacan se le da la vuelta y 2 minutos, si todavía no están secas, repetir el proceso bajando el tiempo a 30 segundos, hasta que estén secas, realmente no recomiendo este método, en lo personal lo probé las hierbas quedan demasiado secas, no dan todo su sabor, y se consume bastante energía igual que en el método anterior.

  4. Secar con frío: Lavamos las hierbas y luego les pasamos un paño suave para eliminar la humedad, luego se colocan con papel de cocina en una recipiente tipo asadera, haciendo una sola capa de hierbas. Las colocamos en el refrigerador y se retiran una vez que estén completamente secas.

  5. Sal o azúcar: Se cubren las hierbas con sal o azúcar y las dejamos así hasta que estén secas. Una vez estén secas se retiran las hojas y se almacenan en algún recipiente hermético. Elige la sal o azúcar, dependiendo del sabor de la hierba y lo que sería más adecuado según el sabor de la misma, ya que parte del sabor de la sal o de la azúcar se transfiere a la hierba.

  6. Congelar en cubos de hielo: se pueden congelar, se lavan, pican y se ponen en cubiteras de hielo con agua aunque es mejor hacerlo con un caldo de verduras o aceite. Cuando sea necesario para cocinar, puedes sacar un cubo y ponerlo directo en el plato que se está cocinando (descongelar primero es opcional, recuerde tener en cuenta el líquido que usamos en el congelado). Consejo: Trate de mezclar sus hierbas favoritas antes de la congelación.

  7. Congelar enteras o picadas: Muchas hierbas se congelan bien sin líquido añadido. Lavamos y secamos las hojas, a continuación se ponen en bolsas de congelación con cierre tipo ziploc, y eliminamos todo el aire que se pueda y al congelador. Las podemos congelar tanto enteras como picadas, y también en raciones para ahorrar tiempo en el uso posterior.

  8. Hacer un Pesto: Lavar limpiar luego picar en un procesador de alimentos, agregar el aceite suficiente hasta lograr que la mezcla quede pastosa, el pesto se hace originalmente con albahaca pero hay muchas hierbas con las que queda muy bueno como el cilantro, el perejil, y otras por el estilo (aproximadamente 2 tazas de hierbas frescas a 1/3 taza de aceite de oliva). Una vez hecho se puede congelar en cubos para usar luego, o guardar en la nevera (refrigerador) aguanta mas o menos una semana o mas.

  9. Sal para sazonar: Tener una fuente lista de condimentos al alcance de la mano es genial, (crear nuestra propia mezcla), el procedimiento es simple se lavan y se pican las hierbas luego se mezclan con la sal, esta se encargara de secarlas y preservarlas luego usamos todo junto salando, aromatizando y dando sabor todo a la vez.

  10. Mantequilla con hierbas: es igual que en el procedimiento de .congelar en cubos de hielo, pero el vehículo sera la mantequilla, para esto llenamos la bandeja para cubitos con las hierbas ya lavadas y picadas, luego vertemos mantequilla calentada para que este liquida dejamos enfriar y congelamos.

Consejos


Importante: Si usted nota algo de humedad en los envases herméticos o bolsas de plástico selladas después de almacenar las hierbas secas, esto es una señal de que la humedad aún estaba presente cuando se envaso. El moho puede desarrollarse debido a la humedad, así que asegúrese de que las hierbas estén completamente secas y no tienen humedad.

Fuente: http://ecocosas.com/eco-ideas/preservar-hierbas/

Artículos recientes
Archivo
Etiquetas
Síguenos
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

CONTACTO

© 2016 Püro Huerto - Todos los derechos reservados