Alquiler de huertos en Málaga, Alquila tu huerto en familia y amigos para poder cultivar tus propias verduras, Huertos de ocio, Talleres de huertos, Como sembrar, Guia hortelano, Aire libre, Agricultura ecológica, Comer sano y natural, Alquila tu huerto en Málaga

Compota de fresas y semillas de chía


No hace mucho tiempo que incorporamos las semillas de chía en nuestra alimentación, por eso estamos compartiendo con vosotros algunas recetas en las que la incorporamos,

Hoy la vamos a utilizar estas semillas para preparar una rica compota de fresas, y esperamos que os guste.

Esta compota es muy sencilla de preparar, además la hemos hecho con edulcorante para reducir el contenido en calorías vacías que proporciona el azúcar. Sólo son necesarios tres ingredientes, fresas, semillas de chía y edulcorante (podéis utilizar el edulcorante o endulzante que deseéis), aunque siempre se pueden utilizar algunos más si se quiere aromatizar, por ejemplo con un poco de vainilla. En cualquier caso, os dejamos la sencilla explicación para la elaboración de la compota de fresas y semillas de chía, y esperamos que si la probáis, nos comentéis qué os ha parecido.

Ingredientes

500 gramos de fresas limpias, 30 gramos de semillas de chía, c/n de edulcorante o un endulzante al gusto.

Elaboración

Limpia bien las fresas con agua fría y después retírales el pedúnculo. Córtalas en trozos y ponlas en un cazo, o si lo prefieres, primero en un recipiente en el que puedas introducir la batidora eléctrica.

Cuando tengas todas las fresas limpias y troceadas, tritúralas un poco con la batidora de mano, dejando algunos trozos si te apetece después encontrarlos en la compota, pero si lo prefieres, puedes triturar completamente.

Añade el edulcorante deseado y en la cantidad que prefieras para que esté a tu gusto o al de tus comensales, pero sin excesos, y mezcla bien. A continuación añade las semillas de chía y vuelve a mezclar.

Lleva el cazo al fuego y deja que rompa a hervir, entonces baja el fuego al mínimo y cuece las fresas durante unos diez minutos, poniendo una tapa sin encajarla y dándole vueltas de vez en cuando para que las semillas no se peguen y se repartan bien.

Pasados esos minutos, retira del fuego la compota de fresas y déjala enfriar y reposar hasta el día siguiente. Puedes pasarla previamente a tarros esterilizados y con tapa hermética para favorecer su conservación, aunque está tan rica y es tan versátil, que es fácil que no dure mucho.

Guárdala en la nevera y disfrútala con yogur, queso batido, pan tostado, helado, postres…

Fuente: http://gastronomiaycia.republica.com/2016/04/20/compota-de-fresas-y-semillas-de-chia/

Artículos recientes
Archivo
Etiquetas
Síguenos
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Google+ - Black Circle

CONTACTO

© 2016 Püro Huerto - Todos los derechos reservados